FECHAR
FECHAR
23 de agosto de 2016
Voltar

Tecnologías innovadoras al servicio de la construcción

El Construction Summit 2016, evento promovido por la Sobratema, entre los días 15 y 16 de junio, en São Paulo, para discutir el papel de la cadena de la Construcción en el desarrollo de ciudades sostenibles e inteligentes, tuvo un espacio especialmente dedicado a la presentación de ideas y tecnologías innovadoras, con el objetivo de proveer al mercado, más productividad, sostenibilidad y competitividad. El Encuentro de las Startups de la Construcción, realizado en paralelo al congreso, atrajo a un público mayoritariamente joven y comprometido con la modernidad. En él, siete startups presentaron soluciones creativas que iban de software a los nuevos materiales y métodos constructivos revolucionarios.

Una de estas novedades fue presentada por Urban 3D, que propone la utilización de impresoras 3D para la construcción de viviendas populares. La propuesta es crear un nuevo método de producción, infraestructura y vivienda, que permite no sólo construir áreas urbanas habitables, productivas y sostenibles, sino también construirlas más rápidamente, de manera accesible y con mayor calidad, por medio de la integración de la planificación urbana a largo plazo y la interacción con las comunidades. La previsión es que este proceso va a permitir la construcción con una décima parte del costo si se compara con el método tradicional, y aún será diez veces más rápido mediante el uso de materiales sostenibles y sin producir residuos.

“No vamos conseguir producir viviendas para los tres mil millones de personas en los próximos 15 años, si seguimos a usar los recursos de forma actual. Necesitamos de procesos más eficientes", afirma Anielle Guedes, de 22 años, idealizadora del proyecto, refiriéndose a la demanda por vivienda con dignidad en todo el mundo.

Para lograr su objetivo, la brasileña cuenta con tres empresas alemanas – una en el área de química, otra especializada en robótica y la tercera en maquinaria pesada. La primera de ellas está desarrollando un nuevo producto, que sustituirá el concreto. Esta materia prima, que tendrá un valor de 30% menor que el hormigón tradicional, puede convertirse en filamentos para impresión 3D. Las otras dos compañías están trabajando con sistemas de computación inteligente para la construcción de las viviendas.

En la práctica, Urban 3D construirá viviendas de bajo costo con una tecnología innovadora, que combina la robótica y la impresión 3D, para crear en serie de módulos pre-diseñados digitalmente. Grandes máquinas irán imprimir, con el nuevo "concreto", que será desarrollado, suelos, vigas, paredes. Anielle calcula que el precio final de una casa o apartamento terminado con este proceso será algo entre R$ 10 mil y R$15 mil.

Urban 3D quiere tener el producto químico, el que sustituirá el concreto sea lanzado hasta 2017 y la intención de comenzar la construcción de las primeras casas en el año siguiente. Como la investigación de nuevas tecnologías fluye más fácil en los Estados Unidos, Anielle quiere llevar allí una base de la startup. Actualmente la emprendedora cuenta con la ayuda de un equipo de seis personas, entre ellas dos aprendices (uno de ellos vive en Italia y otro en Alemania) y dos ingenieros químicos, que actúan en los centros universitarios.

La startup tiene por delante el inmenso desafío de levantar rápidamente más capital. Debe recibir hasta el final del año un financiamiento nacional, pero Anielle ya está buscando nuevos socios, ya sea con los ángeles brasileños (personas físicas que deciden apoyar financieramente a nuevos negocios) o fondos de inversión en el exterior. Ella sabe, sin embargo, que uno de los mayores obstáculos será romper los paradigmas de este mercado. "Hay mucha resistencia. Las empresas quieren utilizar los métodos más antiguos que ofrecen mayor poder. Nuestra tecnología va a meterse con un segmento que es extremadamente especulado (la construcción)", dice.