FECHAR
FECHAR
24 de julho de 2016
Voltar

Líneas de transmisión piden upgrade

En la última subasta de concesión realizada en abril, Aneel contrató inversiones de R$ 6,9 billones en ampliación y modernización

La red de transmisión de energía eléctrica en Brasil tiene una extensión de cerca de 116,4 mil km, que corresponde a más de dos veces y media la circunferencia de la Tierra. Se trata de una de las mayores redes interconectadas del mundo. El Sistema Interconectado Nacional conecta eléctricamente a todas las regiones del País, excepto pequeños sistemas aislados existentes en Amazonia o sistemas de naturaleza particular, que corresponden a la pequeña parcela del 1,7 % del total instalado.

Esa extensión del sistema brasileño se justifica por la dimensión continental del País y por las características de la evolución de la matriz energética nacional, ya que las mayores y más importantes usinas hidroeléctricas están ubicadas a distancias considerables de los centros consumidores. El sistema brasileño también está interconectadoa Venezuela (de donde llega la energía que abastece la capital de Roraima, Boa Vista), a Argentina, al Uruguay y al Paraguay (de lo cual el País es socio en Itaipu Binacional). Esas líneas son operadas por Eletrobrás.

Del total de la red de transmisión nacional, algo en torno de 60 mil km de líneas pertenecen a las empresas del sistema Eletrobrás. Se trata de la llamada red básica, formada por sistemas de alta tensión (230 mil volts o más, lo que representa cerca del 47% de las líneas de ese tipo en Brasil) y por las demás instalaciones de transmisión (red que operan en las tensiones entre 69 mil volts y 138 mil volts).

Además de la grande extensión, una característica notable de la red nacional de transmisión de energía y su edad y el perfil tecnológico.La mayor parte de las líneas tienen cerca de 20 anos de instalada, pero hay tramos con más de 70 años de operación.Muchos de eses tramos, en la opinión de los especialistas, son pasibles de recapacitación, para atender mejor al crecimiento de la demanda, acompañado por el aumento de la producción de energía con las nuevas usinas hidroeléctricas y otras fuentes de producción alternativas.

El desempeño de una línea de transmisión es analizado bajo dos aspectos: operación y mantenimiento. El seguimiento de la operación se hace por medio de indicadores de disponibilidad y de la tasa de interrupciones capaces de definir si la línea está operando de forma satisfactoria, en función del porcentual de tiempo disponible y del número de desconexiones por 100 kilómetrosde línea/ano.Ya el desempeño bajo la óptica del mantenimiento considera el tiempo medio entre fallas, caracterizado por la disponibilidad del equipo, y el tiempo medio para reparo.

Hasta 1999, Brasil tenía básicamente dos subsistemas independientes, el Sul-Sudeste-Centro-Oeste y el Norte-Nordeste. Eso limitaba la posibilidad de una gestión más eficiente de las diversidades climáticas (regímenes de lluvias) y energéticas de las varias regiones del País y del sistema de transmisión que integra las usinas generadoras de medio y grande porte.

En la actualidad, los subsistemas están interconectados, lo que permite un intercambio de energía continuado y permanente entre las regiones y una operación más económica, flexible y segura de las instalaciones componentes del Sistema Interconectado Nacional.Para mantener el sistema nacional de transmisión dentro de los estándares de desempeño y calidad exigidos por la Agencia Nacional de EnergíaEléctrica(Aneel), está en curso en un programa direccionado a la expansión del sistema, a través de nuevas concesiones adquiridas en las subastas promovidas por Aneel o através de autorizaciones para refuerzos en el sistema actual.

La última subasta para nuevos emprendimientos de transmisión de energía aconteció en abril de este ano (Subasta de TransmisiónNo. 13/2015), cuando tuvo 14 de los 24 lotes ofrecidos al mercado fueron arrematados. En el total eran 6,5 mil km de líneas de transmisión.En la ocasión, Aneel contrató inversiones de R$ 6,9 billones, alcanzando el 61% del total de R$ 11,3 billones licitados. Los 14 lotes que recibieron propuestas están en los estados de Bahia, Ceará, Espirito Santo, Maranhão, Mato Grosso, Pará, Piauí, Rio Grande do Norte, Rio Grande do Sul, Santa Catarina, São Paulo y Tocantins.De acuerdo con los datos de Aneel, la construcción de esas líneas generará casi 17 mil empleos directos, además de mayor confiabilidad al sistema.