FECHAR
FECHAR
10 de julho de 2017
Voltar

La calle como espacio de convivio solidario

Como parte del compromiso de discutir acerca de ciudades más humanas e inclusivas, Sobratema, en asociación con Sinaenco (Sindicato de la Arquitectura y de Ingeniería) y WRI Brasil llevó a la Semana de las Tecnologías Integradas para Construcción, Medio Ambiente y Equipos una versión ampliada y más global del proyecto “Calle Completa - Red Nacional para la Movilidad de Bajo Carbono”. La iniciativa, que había sido presentada con mucho éxito en el Encuentro de los Municipios con Desarrollo Sostenible, promocionado por la Frente Nacional de Alcaldes (FNP), en abril, en Brasilia, consiste en reunir en un único espacio las condiciones ideales, proyectadas para garantizar el acceso seguro a todos los usuarios – peatones, ciclistas, usuarios del transporte colectivo y motoristas – a partir de elementos de diseño urbano, mobiliario e infraestructuras que mejoran las condiciones de seguridad y accesibilidad.

La “calle piloto” contó con 400 m2 de área proyectada, donde fue presentado el estado-de-arte en pavimentación de vías, iluminación pública, señalización vertical y horizontal, sistema de drenaje de agua de la lluvia, calzadas más largas, carriles bici, fajas exclusivas para el transporte colectivo y para los peatones, piso táctil para deficientes visuales etc.

Todo fue pensado para estimular el desplazamiento no motorizado y la ocupación del espacio urbano por el ciudadano. En el final de la calle fue montada una “plaza” destinada a la convivencia, dotada de equipos urbanos que permiten el uso pleno para personas con discapacidades. “El objetivo de la Calle Completa es mostrar, en escala real, a los alcaldes e integrantes de las administraciones municipales y a los visitantes de ese importante evento la posibilidad de la convivencia harmoniosa y segura en lo relativo a vías urbanas bien planificadas, en locales de comercio y con grande flujo de personas”, afirmó Bernasconi.

Humanizando las calles

De acuerdo con Afonso Mamede, ese recorte urbano es una muestra de la excelencia de lo que se ofrece al mercado, por constructoras y proveedores de solución, en términos de pavimentación, accesibilidad, movilidad y calzadas, iluminación pública etc. La calle ideal tiene varios tipos de pavimentos, y depende de factores como la función de la vía, tipo de tráfico, flujo de vehículos y peatones, topografía del local, tipo de subsuelo, periodicidad de mantenimiento, uso y ocupación del suelo.

En el prototipo presentado fueron utilizados dos tipos de pavimentos: paver (bloques inter trabados de hormigón) y el hormigón moldado in loco, ambos antideslizantes, lo que proporciona seguridad a los peatones, mismo en días de lluvia. Para orientar a los deficientes visuales, fue instalado un piso táctil en todo el trayecto.

Otra característica de la Calle Completa es el sistema semafórico inteligente. Fabricado por Cobrasim, el equipo, que es dotado de un conjunto de sensores que permiten la toma de decisiones, es rápido, sin necesidad de la interferencia humana, tales como evaluar el flujo de los vehículos, eligiendo el mejor tiempo para la apertura de la señal. O, además, adaptando el tiempo de apertura para comportar toda la travesía de los peatones. Ancianos, discapacitados físicos o visuales tienen la prioridad en las calles controladas por el sistema. Los últimos, por ejemplo, pueden utilizar la señal sonora, que avisa cuando se inicia el contaje del tiempo de travesía y alerta con un bip cuando este tiempo está cerca del fin.