FECHAR
FECHAR
28 de abril de 2017
Voltar

Energía solar crece un 70% en el País

Brasil es el mercado más graden de energía eléctrica de América Latina, con capacidad instalada acumulada de aproximadamente 146 GW, tomándose en cuenta todas las fuentes que forman parte de la matriz energética nacional. En este contexto, mientras el potencial hidroeléctrico brasileño es de 172 GW y el eólico, de 440 GW, el potencial de la generación solar fotovoltaica supera 28.500 GW, es más grande que el de todas las demás fuentes de generación de energía combinadas, según el levantamiento realizado por Empresa de Pesquisa Energética (EPE).

Por mucho tiempo este potencial se mantuvo inexplorado, pero el escenario está cambiando. Así, como hubo un crecimiento expresivo de generación eólica años atrás, ahora es el turno de la energía solar. De acuerdo con Associação Brasileira de Energia Solar Fotovoltaica (Absolar), hubo un aumento en más del 70% la capacidad de generación fotovoltaica en los últimos dos años. Actualmente, existen 111 proyectos en marcha, 12 están en construcción. Con estos proyectos, Absolar estima que, en el 2018, la participación de la energía solar en la matriz energética pasará de las actuales 0,02% para entre el 2% y el 3%, llegando al 4% en 2014. Ante una perspectiva optimista, puede llegar al 10% de la matriz energética nacional en 2030.

La expectativa es que del total de la energía solar previstos para ser instalados hasta el 2030 (25 GW), 17 GW sean de generación centralizada (centrales de gran porte) y 8,2 GW de generación distribuida − en casas, edificios comerciales y públicos, condominios y en el área rural, como en haciendas. “Si aprovechamos las cubiertas de residencias brasileñas con la generación distribuida solar fotovoltaica, la energía eléctrica generada seria capaz de abastecer más de 2 veces toda la demanda residencial del País”, revela Rodrigo Lopes Sauaia, presidente ejecutivo de Absolar. “Si agregamos a los cálculos los edificios comerciales, industriales, públicos y rurales, el potencial técnico de la generación distribuida solar fotovoltaica será multiplicado y crecerá varias veces. Es decir, tanto por el potencial de la generación centralizada como la generación distribuida, si depende de la fuente solar fotovoltaica, no nos quedaremos sin energía eléctrica tan pronto”, concluyó el ejecutivo.