FECHAR
FECHAR
29 de maio de 2017
Voltar

De volta a las orígenes

Ambev inaugura fábrica en Ponta Grossa, en Paraná, pero desiste de planta en Rio de Janeiro

Con inversiones de R$ 848 millones, Ambev concluyó la nueva filial en Ponta Grossa, Mato Grosso, la Cervejaria Adriática. Son 2,6 millones de m², con capacidad para producir 380 mil hectolitros de bebidas por mes, en cuatro líneas de producción. La construcción de la fábrica de Ambev en Ponta Grossa marca el regreso de la producción de la cerveza Original a su ciudad natal – la marca nasció en la extinta Cervejaria Adriática. Concebida para ser la mayor productora de cervezas y refrigerantes del Sur, la nueva unidad debe atender inicialmente a cerca del 80% de la demanda del estado.

Las inversiones de Ambev en la Cervejaria Adriática siguen los planes de la compañía de renovar y modernizar su parque fabril. “Buscamos aumentar la eficiencia operacional y la productividad en Brasil. Para eso, no medimos esfuerzos al invertir en nuevas tecnologías. Esa unidad de Ponta Grossa cuenta con lo que existe de más moderno en términos de equipos e instalaciones comparables a los de las mayores y más eficientes cervecerías del mundo”, afirma Flávio Torres, vice-presidente industrial de Ambev.

La elección de Ponta Grossa para la construcción de una nueva cervecería se dio por cuenta de su ubicación estratégica, próxima de importantes mercados consumidores. Además de Paraná, la producción de Cervejaria Adriática abastece los Estados de São Paulo y Santa Catarina. En Paraná, además de la cervecería en Ponta Grossa, Ambev también tiene una fábrica de refrigerantes en Almirante Tamandaré y más cuatro centros de distribución directa en las ciudades de Londrina, Francisco Beltrão, São José dos Pinhais y Ponta Grossa.

El proyecto y construcción de la nueva unidad de Ambev quedaron a cargo de Matec Engenharia, que se destaca por la aplicación de estructuras industrializadas de hormigón en la construcción de predios y edificios industriales, comerciales e inmobiliarios. Además de las tradicionales estructuras pre fabricadas de hormigón (pilares, vigas y losas) y de cobertura, la constructora adopta con frecuencia bloques de fundación, placas de cimiento e instalaciones, como de estaciones de tratamiento de efluentes y de agua, contra incendio, pipe-rack e hidráulica, como recurso para acelerar sus obras y dotarlas de excelencia, eliminando el desperdicio, reduciendo la generación de residuos e impactos ambientales.

El proyecto se destaca por la complexidad de la logística de la obra, en función de su tamaño, de la construcción simultanea de varios predios e interfaz y planificación con todas las montadoras. Las principales características del proyecto fueron plazo arrojado; cierre pre moldado; estructura mixta de hormigón y metálica; sistema Light Steel Frame y piso de hormigón pretensado.

Una de las principales características del emprendimiento queda por cuenta del proyecto de punta que se refiere a la eco eficiencia operacional. La unidad fue equipada con maquinarias que garantizan menor consumo de energía y de agua. La matriz calorífica de la filial Adriática es movida un 95% por combustible renovable. La unidad usa biomasa de viruta de madera y aceite vegetal como fuente de energía. La unidad también reaprovecha casi el 100% de todo el residuo sólido generado en la producción. Eses residuos son destinados a la alimentación animal, enviados para industrias de reciclaje y también se tornan compuesto orgánico (abono), eliminando casi completamente la generación de la basura, una regla en todas las unidades de Ambev.