FECHAR
FECHAR
25 de fevereiro de 2016
Voltar

Autopistas en el Sur integran plan de concesiones

Gobierno apuesta en asociaciones con la iniciativa privada para modernizar estradas de la región

La situación de las autopistas estatales y federales gauchas, que no era buena en el 2014, se empeoró mucho en 2015.  Uno en cada cuatro kilómetros es ruin o pésimo. La conclusión hace parte de la pesquisa divulgada por la Confederación Nacional de Transporte (CNT), en noviembre del año que se pasó. La encuesta es realizada hace 20 años, analizando el estado de conservación y las condiciones de tráfico en una buena parte de la red viaria pavimentada del País.

En el caso de Rio Grande do Sul, los números de la encuesta revelan que un 18,3% de los tramos encuestados son malos, el 6,1% son pésimos y otros 49,2% son regulares. El resultado es peor de la media nacional. Fueron analizados 8.668 kilómetros de estradas en los siguientes criterios: pavimento, señalización y geometría de la vía.

De acuerdo con la encuesta, solo el 2,9% de las estradas en Rio Grande do Sul son consideradas optimas – en contra un 12,5% en el País. Otros 23,5% son buenos en el Estado – la media nacional atinge el 30,2%.

En 2014, el levantamiento de CNT demostró que 302 kilómetros fueron clasificados como óptimos (3,6%) en Rio Grande do Sul. Ya en 2013, el número fue del 5,3%. Los índices siguen cayendo progresivamente a lo largo de los años: en 2010, el 66% de las estradas eran optimas o buenas; en 2011, el 62%; en 2012, el 58,7%; y en 2013, el 48,9%.

De todas las estradas que aparecen en el estudio, solo la Autopista del Parque (BR-448) es considerada óptima de forma general. La BR-290, en el tramo entre Osório y Eldorado do Sur, la BR-116, en el tramos de Guaíba, y la BR-392, entre Pelotas y Rio Grande, también fueron consideradas optimas, pero recibieron la clasificación regular por CNT, que utiliza como criterio la extensión total de las autopistas. Son buenas, en conformidad con la CNT, la RS-130 y la RS-240 y la BR-153, la BR-392 y la BR-470. Por otro lado, la RS-241, la RS-332 y la RS-640 y la BR-471 se encuentran pésimas.

Aun de acuerdo con la encuesta de CNT, las autopistas de Paraná son las mejores de la región Sur. Fueron evaluados 5.996 kilómetros de autopistas que cortan el Estado, de los cuales, el 47% están en condiciones buenas y optimas y el 33,3% son regulares. Quedan también por encima de la media nacional – el 42,7% de estradas óptimas y buenas.

Así, Paraná tiene 2.587 kilómetros de autopistas en condiciones buenas u óptimas. Entre las autopistas en buen estado están las PR-092, 151, 407, 158, 239, 442, 460 y 445. También están incluidas en la lista de autopistas en buen estado las BR-116, 277, 376, 480 y 369.

“Es el resultado de la inversión que el gobierno federal viene realizando para recuperar la red viaria. Nuestras obras son realizadas con recursos propios de Paraná, diferentemente de otros Estados que tienen recibido grandes aportes federales”, afirma el secretario de Infraestructura y Logística, José Richa Filho.

Santa Catarina está en segundo lugar, en el ranking regional de autopistas, con el 38,3% de las estradas en condiciones óptimas y buenas; el 36,4% están regulares y el 25,2%, en condiciones malas y pésimas.

Esperanza está en el PIL

En un escenario de pocos recursos públicos para inversiones en infraestructura, la recuperación de la red viaria del Sur del Brasil depende, en corto a medio plazo, de la participación privada en proyectos de concesión y exploración comercial de las estradas. La esperanza reside, por lo tanto, en corto plazo, en el éxito del Plan de Inversiones en Logística (PIL), lanzado en 2012, por el Gobierno Federal, con el objetivo de dar un nuevo impulso al sector de transportes y logística. Se trata de un conjunto de proyectos direccionados a la recalificación de ferrocarriles, puertos, aeropuertos, vías fluviales y autopistas.